Este prototipo muestra el futuro SUV urbano de Citroën.

Citroën lo tiene claro. Tras el enorme éxito del C4 Cactus y la excelente acogida del C3 2016, va a continuar con esa línea estética. Así, desarrollará también su próximo SUV urbano, que saldrá del prototipo Citroën C-Aircross Concept, un gran estreno para el salón de Ginebra 2017.

Este ejercicio de estilo, que mide 4,15 metros de longitud, da cabida a cuatro ocupantes. Su naturaleza campera se ve enriquecida con el sistema Grip Control, un control de tracción optimizado que mejora la motricidad en terrenos con poca adherencia. Como detalle anecdótico, las puertas traseras se abren en distinto sentido a las delanteras, como sucede, por ejemplo, en el Opel Meriva.  

Práctico y distinguido a la vez

Si echamos un vistazo al frontal, nadie puede negar su parentesco con las últimas creaciones de Citroën. Los afilados faros, que alojan las luces de conducción diurna con tecnología de tipo LED, quedan complementados con sendos módulos inferiores de formas cuadradas.

Las protecciones inferiores por toda la carrocería magnifican sus cualidades offroad, mientras que los toques lujosos vienen dados por un techo panorámico, las cámaras que sustituyen a los retrovisores exteriores y por las llantas de aleación de 18 pulgadas, en varios colores y con efecto tridimensional. 

Al igual que sucede en el C4 Cactus y el C3, la carrocería combina varias tonalidades, logrando un aspecto muy desenfadado y llamativo. 

Citroën C-Aircross Concept: habitáculo digitalizado

2017 Citroen C-Aircross concept

En el interior, el diseño es futurista, aunque muy cercano a lo que, probablemente, veremos en los coches de un futuro próximo. El conductor dispone de la información más importante a través de unsistema de proyección de información Head-up Display en color. En la pantalla central de 12,0 pulgadas, se pueden controlar muchos parámetros, desde el climatizador hasta el navegador, como ya sucede en los Citroën actuales.

En la foto, se puede ver un cargador inalámbrico por inducción para teléfonos móviles, al igual que tiradores con correas, solución muy vintage, para acceder a las guanteras de la parte inferior del salpicadero. La ConnectedCam del C3 la hereda el Citroën C-Aircross Concept, para poder tomar fotos, grabar vídeos y publicarlos en las redes sociales.

Fíjate bien en este prototipo, porque el modelo de producción no variará excesivamente. La gallina de los huevos de oro de Citroën continúa dando frutos y más que quedan, ya que, a buen seguro, el sustituto del C4 Aircross tendrá mimbres muy parecidos. Tiempo al tiempo... 

Más novedades de Citroën:

 

Forma parte de algo grande