Prueba Land Rover Defender Works V8: ¡imparable!

Hay 'resurrecciones' que dejan boquiabierto a cualquiera. Un ejemplo es el Land Rover Defender, que dejó de producirse en enero de 2016, pero que ha vuelto a la vida en forma de edición limitada para celebrar el 70 aniversario de la marca británica. El Works V8 es una serie especial de 150 unidades que hemos tenido la oportunidad de conducir. ¿Te subes con nosotros?

Las mecánicas de ocho cilindros han sido habituales en los antecesores del Defender. Por ejemplo, en 1979, el Serie III montaba un propulsor, de 3,5 litros y 91 CV, con esta arquitectura. En la década de los 80, ese propulsor elevó su potencia hasta los 137 CV. Ya en los 90, el 4x4 inglés se beneficiaba de un bloque de 4,0 litros y 193 CV.   

 

También te podría interesar

Ahora le toca el turno al Land Rover Defender Works V8. Para resumirlo muy brevemente, imagínate implantar un corazón de un campeón olímpico de 20 años en un venerable 'anciano' de 70. Al respecto, Tim Hannig, director de Jaguar Land Rover Classics, afirmó: "Desde 2014, llevamos planteándonos revivir un Defender V8". Ahora, la idea ha llegado a buen término.

El propulsor utilizado, de aspiración atmosférica, cubica 5,0 litros y entrega 405 CV y 515 Nm a 5.000 rpm. Con él, el vehículo inglés firma una aceleración de 0 a 96 km/h (60 mph) en 5,6 segundos y es capaz de alcanzar los 171 km/h (velocidad máxima autolimitada). Teniendo en cu...