Conducimos el Honda Civic 1.6 i-DTEC 2018

Vivimos una situación dominada por la fiebre de los SUV, eso es evidente. Sin embargo, Honda sigue apostando fuerte por el Civic 2018, su compacto estrella durante décadas. Y lo hace añadiendo la mecánica turbodiésel que le faltaba a la gama.

Un bloque de cuatro cilindros, con 1,6 litros de cubicaje, que desarrolla unos respetables 120 CV de potencia y 300 Nm de par motor. Después de sufrir una profunda revisión técnica, ahora, el propulsor emite menos partículas contaminantes, respecto a la anterior generación. 

Honda Civic 1.6 i-DTEC 2018

1.6 i-DTEC: siglas conocidas, nuevo motor

Para disfrutar de la conducción del nuevo Honda Civic 1.6 i-DTEC 2018, nos desplazamos hasta Roma, en cuyos alrededores, tuvimos ocasión de disfrutar de una breve, pero interesante, toma de contacto.

Las sensaciones de las mecánicas de gasolina, que equipa en la actualidad el Civic, nos parecieron bastante satisfactorias. Y el caso del nuevo motor, reproducen esa buena nota, gracias a un escasísimo nivel de vibraciones, además del óptimo filtrado del sonido procedente del vano motor, incluso en maniobras de aceleración contundentes.

Ya sea con la carrocería de cinco puertas o con el sedán (4 puertas), el bloque turbodiésel mueve el conjunto con una agilidad y una decisión sorprendentes.

Honda Civic 1.6 i-DTEC 2018

Como sucede con las versiones de gasolina, la caja de cambios manual, de seis velocidades, resulta ejemplar. Tiene un tacto firme, sin llegar a incomodar, y la palanca encadena los movimientos con una precisión admirable. Sin duda, hablamos ...