Ford Focus SportBreak 2019: prueba de consumo real

Entre los vehículos familiares más destacados del mercado, se encuentra el Ford Focus SportBreak 2019, la cuarta generación del modelo estadounidense, que se convierte en el protagonista de nuestra prueba de consumo real, entre Roma y Forlì. 

Aunque parece que los motores turbodiésel están de capa caída, sobre todo en los segmentos más económicos, nos parece interesante ver qué tal responde este coche con el propulsor de gasóleo 2.0 EcoBlue, de 150 CV, combinado con una transmisión automática con convertidor de par, de ocho velocidades. 

En cuanto al acabado, se trata de la variante de aspecto deportivo ST-Line. El resultado es un gasto medio de 4,55 litros cada 100 kilómetros (21,98 kilómetros por litro), que coloca al Focus en la mitad del pelotón, en lo que a eficiencia se refiere. En materia económica, el trayecto supuso un gasto de 18,62 euros. 

No destaca en la clasificación de consumo 

En nuestro ranking, el Ford Focus SportBreak 2.0 EcoBlue 150 CV, con sus 4,55 litros, se encuentra en el centro de la clasificación. Mejor que el modelo norteamericano lo hicieron el MINI Clubman One D (3,75 l/100 km), el Opel Insignia Sports Tourer 1.6 CDTI 136 CV (3,8 litros), el Toyota Auris Touring Sports 1.6 D-4D (3,9) y el Fiat Tipo SW 1.6 Multijet 120 CV DCT (3,95).

Muy cerca del Focus se encuentran el Volvo V60 D4 Geartronic (4,35 litros), el Volksw...