Primera prueba del Ford EcoSport 2018: un SUV urbano sin complejos

La gama de todocaminos del fabricante norteamericano se ha completado con el Ford EcoSport 2018. El SUV más pequeño de la marca del óvalo actualiza casi todos sus argumentos y estrena un interesante motor turbodiésel, denominado EcoBlue, con 1,5 litros de cilindrada y 125 CV de potencia.

Llegará a mediados de 2018 y, junto al Fiesta Active, la versión crossover del utilitario de Ford, completará la oferta para un segmento que copará más del 30% de las ventas en el año 2020.

Ford EcoSport 2018

En el plano estético, la nueva parrilla, junto con las luces de conducción diurna y el diseño renovado de los faros antiniebla consiguen dotar de una apariencia diferente al EcoSport 2018. Además, respecto a las dimensiones, la carrocería alcanza los 4,10 metros de longitud, mientras que la altura libre al suelo es superior a la media del segmento.

Detrás, los cambios no resultan tan evidentes, manteniendo la apertura lateral del portón. El nuevo acabado deportivo ST Line, junto con novedosas llantas de aleación de 17 y 18 pulgadas, además de la posibilidad de poder elegir el color del techo y combinarlo con el resto de la carrocería, consiguen refrescar la imagen del modelo. Un detalle importante, teniendo en cuenta que compite en una categoría a la que han llegado poderosos rivales, como el SEAT Arona o el Volkswagen T-Roc, sin olvidarnos de un superventas como el Renault Captur.

Ford EcoSport 2018, con tracción integral inteligente

Sin embargo, frente a estos adversarios, el nuevo Ford EcoSport 2018 re...