Ni que decir tiene que no pasarían los test de seguridad obligatorios de la Unión Europea...

Una de las curiosidades que se pueden vivir en un salón internacional del automóvil es ver a ciudadanos chinos, metro en mano, tomando medidas de vehículos recién presentados en el certamen de turno. Son 'delegados' de marcas de su país, cuyo trabajo se plasma, meses después, en copias más o menos acertadas de coches europeos de postín. 

Estos modelos son altamente demandados en aquel territorio, aunque, por fortuna, jamás llegan a nuestro continente; entre otras cosas, porque no cumplen con la normativa de seguridad de la Unión Europea. 

No obstante, siempre resulta curioso conocer algunos de estos coches. Por eso, hemos elegido 10 ejemplos, que te sonarán al primer vistazo. ¿Eres capaz de adivinar cuáles son los vehículos copiados? Pincha en la esquina inferior derecha de la imagen y empieza a descubrir todos.