Aquellos maravillosos años...

Hace unas décadas, poseer un coche con motor de 16 válvulas era algo verdaderamente exclusivo. No en vano, suponía tener un automóvil de estética llamativa, carácter deportivo y con unas prestaciones destacadas. Por eso, estas versiones lucían inscripciones especiales, en las que, de alguna manera, se resaltaban las cuatro válvulas por cilindro de sus mecánicas. 

Generalmente, la denominación más empleada fue la de 16V, pero hubo algunas otras, como puedes comprobar en esta interesante lista, que te transportará a unos años muy añorados por algunos. Si quieres entrar en la máquina del tiempo, solo tienes que pinchar en la esquina inferior derecha de la imagen. ¡Que disfrutes del viaje!