El SUV japonés representa una de las mejores alternativas dentro de su segmento.

Ya son cinco las generaciones del Honda CR-V, un SUV cargado de argumentos de compra, que muestra el amplio bagaje y la dilatada experiencia de la casa japonesa en la creación de este tipo de vehículos, que empezó a mediados de los años 90.

El modelo asiático, que llega reforzado en todos los apartados, presenta una estética llamativa, en la que se ve reforzado su carácter deportivo. Los nuevos paragolpes, así como las llantas de aleación de entre 17 y 19 pulgadas y las inserciones cromadas, otorgan un aspecto muy seductor que lo diferencia claramente de sus rivales.

Dentro de sus múltiples cualidades, debemos citar el completo surtido de ayudas avanzadas a la conducción disponibles, englobadas bajo el término Honda SENSING. Entre ellas, se encuentran el sistema de prevención y mitigación de impactos (CMBS), el sistema de ayuda de permanencia en la carretera (RDM) y de reconocimiento de señales de tráfico (TSR), así como el control de crucero adaptativo inteligente (i-ACC), entre otras.

La lista no acaba aquí, porque el Honda CR-V 2019 también dispone de avisador de ángulo muerto (BSI) y de llamada de emergencia (e-Call), además del sistema de alerta de tráfico cruzado (CTM). Desde luego, dentro del Honda CR-V 2019, el conductor y los ocupantes viajan totalmente protegidos frente a cualquier imprevisto que surja en la carretera. 

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

Motor avanzado 1.5 VTEC TURBO... y versión híbrida 

Inicialmente, el nuevo CR-V se ofrece con una mecánica turboalimentada de gasolina de última generación. Se trata del motor 1.5 VTEC TURBO, dotado de inyección directa y un turbocompresor, cuyo rendimiento es sinónimo de altas prestaciones.

En función de la transmisión elegida, desarrolla diferentes potencias. Con la caja manual de seis velocidades, de excelente tacto, este propulsor entrega 173 CV a 5.600 rpm y 220 Nm de par motor, entre 1.900 y 5.000 vueltas. Por su parte, si se escoge asociado al cambio automático con variador continuo CVT, la cifras se incrementan hasta los 193 CV, también a 5.600 vueltas, y los 243 Nm de par, entre 2.000 y 5.000 rpm.

Las prestaciones son una de las mejores cualidades de este motor, ya que, en la variante con tracción delantera y caja de cambios manual, por ejemplo, alcanza los 211 km/h de velocidad máxima y el cronómetro se detiene en los 9,2 segundos en la aceleración de 0 a 100. ¿Y el consumo medio? Pues apenas declara 6,3 litros cada 100 kilómetros; cifra escueta que muestra la alta eficiencia de la mecánica.

Ambos bloques se pueden asociar a dos sofisticados sistemas de tracción, delantera (4x2) e integral (4x4), esta última con el avanzado sistema de Tracción inteligente a Tiempo Real. De este modo, cualquier cliente puede adquirir el CR-V que más se amolde a sus necesidades.

Y para aquellos que buscan un SUV más ecológico, a principios de 2019, dispondrán de la nueva versión híbrida 2.0 i-MMD (Intelligent Multi-Mode Drive), capaz de escoger automáticamente entre tres modos de conducción: Engine Drive, Hybrid Drive y EV Drive, para garantizar la máxima eficiencia.

Honda CR-V 2018

Hasta siete plazas

Gracias a una batalla incrementada hasta los 2,66 metros, el Honda CR-V 2019 puede disponer, por primera vez, de siete plazas en las versiones con motor de gasolina. Cuando no son necesarios, los asientos se pueden plegar y ampliar la capacidad del maletero, obteniéndose un espacio de carga totalmente plano con un solo movimiento. Además, para lograr un acceso sencillo a la tercera fila, la segunda se desplaza y bascula hacia adelante, en un proceso muy sencillo de llevar a cabo.

La magnífica versatilidad del SUV queda refrendada por una excelente capacidad de carga de 561 litros (501 en las versiones de siete plazas) y un portón trasero eléctrico, con accionamiento de tipo manos libres y programación de la altura de apertura.

También hay que destacar el incremento en 6º del ángulo de apertura de las puertas traseras, lo que asegura un acceso realmente cómodo a las plazas posteriores. 

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

Chasis ligero y suspensiones sofisticadas

Con el fin de lograr un dinamismo sobresaliente, los ingenieros de Honda han configurado un nuevo chasis, el más ligero jamás visto en el CR-V, y han desarrollado suspensiones independientes en ambos ejes: un esquema McPherson en el tren delantero y un sistema multibrazo en el trasero. Todo asegura una conducción ágil y precisa, combinada con un confort de marcha de nivel Premium.

Por su parte, en el habitáculo, cabe resaltar la adopción del sistema activo del control de gestión del ruido, gracias al cual, los ocupantes disfrutan de un espacio silencioso y muy agradable. Algo ideal para largos desplazamientos y, también, en las jornadas intensas.

El confort a bordo también se logra gracias a los numerosos huecos portaobjetos de gran capacidad y a la consola central con tres tipos de configuración, adaptable según el tipo de elementos que queramos guardar en ella, desde documentos hasta ordenadores portátiles. 

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

Por supuesto, no falta un sistema de información y entretenimiento de vanguardia. Se llama Honda CONNECT y emplea una pantalla táctil de alta resolución, con 7,0 pulgadas. Compatible con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto, permite hacer llamadas, escuchar música, enviar mensajes o leer correos electrónicos, entre otras muchas funciones.

Además del sistema de llamada de emergencia e-call, el usuario puede beneficiarse de la aplicación de conectividad remota My Honda App, entre el propio cliente y el coche.   

Seguro que te hemos sorprendido con todas las virtudes del Honda CR-V 2019. Su variedad de acabados es el epílogo perfecto, ya que se ofrece con cuatro terminaciones: Comfort, Elegance, Lifestyle y Executive.

Si te interesa financiarlo, dispones de la versión 1.5 VTEC TURBO 4x2 Elegance, por tan solo 250 euros al mes. Y, por si fuera poco, puedes realizar una prueba. ¿Qué más se puede pedir?

Galería: Honda CR-V 2019