Prueba DS 3 Performance THP 210 S&S 2017

Aunque no es un categoría significativa por el número de unidades vendidas, las versiones deportivas de los utilitarios que pueblan nuestras calles mantienen la esencia de la conducción. Son ágiles, potentes, divertidos y lucen un aspecto atractivo. Representan el objeto de deseo de un adolescente que se acaba de sacar el carné de conducir o del padre de familia que está harto de conducir su anodina berlina a diario, camino a la oficina.

Aquí probamos uno de los mejores representantes de esa estirpe, el DS 3 Performance, un utilitario serio, como demuestran los 208 CV que desarrolla su mecánica 1.6 THP. Un vehículo concebido para el disfrute de su conductor.

 

DS 3 Performance 2017, ¿cómo es por fuera?

Lo primero que debemos advertir es que el vehículo francés sufrió una actualización el pasado año. No cambiaron sus dimensiones, de modo que sigue midiendo 3,95 metros de longitud. Pero sí que se han producido ligeras modificaciones estéticas en el exterior, sobre todo en la parrilla frontal.

Además, también es novedad la combinación de tonalidades, roja, con el techo negro, así como el diseño de las llantas de aleación Ares de 18 pulgadas. También podemos apreciar la denominación de este modelo en el portón y las puertas. 

Prueba DS 3 Performance 2017

No ha cambiado la capacidad del maletero, cifrada en 285 litros, algo justa para los cinco pasajeros que puede transportar. Sin embargo, este aspecto no es definitivo en un vehículo de estas características, ¿no crees?

Potencia suficiente para empujar con mucha determinación

En el apartado mecánico, el DS 3 Performance 2017 equipa un propulsor de gasolina turboalimentado con 1,6 litros de cilindrada. Desarrolla 208 CV, aunque su denominación comercial haga referencia a 210, y 300 Nm de par motor. La caja de cambios es manual, con seis velocidades, y presenta una relación de cambio más corta que en cualquier otro DS 3.

Este aspecto, junto con la incorporación de un diferencial autoblocante de tipo Torsen, aseguran a nuestro protagonista una agilidad privilegiada. Las carreteras de montaña se convertirán en tu hábitat preferido, devorando una curva tras otra. La seguridad que aporta el diferencial autoblocante, junto a la precisión de la dirección, te permitirán trazar la carretera como si lo hicieras con un tiralíneas. 

Prueba DS 3 Performance 2017

Las prestaciones están a la altura de lo esperado. La velocidad máxima llega a 230 km/h y la aceleración, de 0 a 100, es de 6,5 segundos. Unos valores a la altura de los mejores de la categoría.

Respecto a los consumos, el modelo galo equipa un sistema de parada y arranque automáticos del motor Start&Stop, especialmente útil en ciudad. En cualquier caso, el consumo de carburante oficial, en ciclo mixto, es de 5,4 litros cada 100 kilómetros. Una cifra magnífica, aunque pocas veces alcanzable. En condiciones reales de uso, estarás consumiendo unos 6,5 litros, un valor bastante razonable para este nivel de potencia. 

Nueva personalización interior y más tecnología

En el habitáculo, lo primero que nos encontramos son unos magníficos asientos de tipo baquet, que envuelven a la perfección la espalda del conductor y del acompañante. Así las cosas, el diseño del salpicadero no ha cambiado demasiado respecto a la anterior generación.

El cuadro de instrumentos está dividido en tres relojes analógicos, con un diseño tradicional. La pantalla del sistema multimedia táctil sigue ocupando una posición elevada en la consola central. Tiene un tamaño de 7,0 pulgadas y, ahora, reconoce los protocolos Apple CarPlay y MirrorLink, si lo incluimos como opción.

Prueba DS 3 Performance 2017
Prueba DS 3 Performance 2017
Prueba DS 3 Performance 2017

Tanto la visibilidad como la postura al volante nos dejan claro, desde el primer minuto, que no estamos ante un utilitario cualquiera. Los asientos delanteros están preparados para sujetar el cuerpo de sus ocupantes, independientemente del ritmo al que se vaya a circular y siempre con una comodidad superior a la que podría suponerse, a la vista de su diseño.

Por otra parte, el acceso a las plazas traseras no es complicado, en gran medida, por el buen tamaño de las puertas. Recordemos que el DS 3 Performance 2017 está disponible con esta carrocería y con la descapotable.

Prueba DS 3 Performance 2017

Sensaciones de vehículo superior

Todo en el vehículo francés transmite buenas sensaciones. Desde el sonido del motor, nada más ponerlo en marcha, hasta la puesta a punto de la dirección asistida o el tacto de la palanca de cambios, con un recorrido de la palanca más corto y preciso de lo habitual.

El DS 3 Performance 2017 invita a recorrer kilómetros, preferiblemente por carreteras reviradas. En ese escenario luces sus mejores galas. Es incansable, el motor empuja con decisión por encima de las 1.500 vueltas y parece inagotable hasta casi rozar las 6.000 rpm.

La suspensión, 15 milímetros más baja que en cualquier otro DS 3, tiende a ser más firme que cómoda. Eso es lógico en este tipo de versiones deportivas. No obstante, no llega a ser seca y eso se agradece, sobre todo, en el uso diario.

Por buscarle un pero, al circular en sexta velocidad por autopistas e intentar mantener ritmos de crucero alegres, el motor gira más revolucionado de lo habitual y eso se traduce en mayor ruido procedente del vano motor. Nada que haga empañar la buena nota final de un vehículo fabricado para disfrutar conduciendo.

Prueba DS 3 Performance 2017
Prueba DS 3 Performance 2017

La calidad tiene un precio... justo

Respecto a la dotación de serie que acompaña a nuestro protagonista, debemos decir que responde a lo que se le exige a un vehículo de estas características. No estaría de más, que sistemas como el de frenada de emergencia en ciudad Active City Brake o la cámara trasera de ayuda al estacionamiento estuvieran incluidas de serie.

Sin embargo, no se echa nada fundamental en falta y el resto de extras que podrás incluirle, se limitan a aspectos de personalización, la pintura metalizada y el sistema de navegación.

Prueba DS 3 Performance 2017
Prueba DS 3 Performance 2017
Prueba DS 3 Performance 2017

En definitiva, por 27.590 euros, disfrutarás de uno de los pocos utilitarios deportivos que existen en el mercado. Es verdad que no estamos hablando de un coche práctico, espacioso, austero o que pase desapercibido. Para eso existen muchos otros vehículos. Pero, coches pensados para disfrutar de la conducción no hay tantos y el DS 3 Performance 2017 puede presumir, orgulloso, de que es uno de ellos. ¿Te atreves a intentar domar a este corcel?

Equipamiento de serie: Airbags frontales, laterales y de cabeza para conductor y acompañante, airbags de cabeza traseros, control de estabilidad ESP, sistema de parada y arranque automáticos del motor Start&Stop, control de velocidad de crucero, climatizador automático, luces de conducción diurna de tipo LED, sensores de aparcamiento traseros, sensor de iluminación y llantas de aleación Ares de 18 pulgadas. 

Opciones: Cámara de visión trasera (520 euros), Active City Brake (416 euros), Pack de personalización Carbone + Performance (727 euros), pintura metalizada (416 euros), conectividad Mirror Screen -incluye Apple CarPlay y Mirror Link- (208 euros) y sistema de navegación (935 euros). 

Otras pruebas en Motor1.com:

Leer la prueba completaVer menos