Prueba Audi S4 2017: una berlina para el día a día... con 354 CV

Hace apenas unas horas, te contábamos que un auténtico deportivo de raza, como es el Porsche 911 GT3, había presentado un nuevo acabado con una imagen exterior más discreta. Una tendencia que, salvando las distancias, también parece seguir el Audi S4 2017 que ponemos a prueba. 

Y, sinceramente, me parece todo un acierto. Al menos, para un conductor como yo, que ama los vehículos prestacionales... pero no soporta llamar la atención.

Antes no me pasaba tanto, pero ahora, con el auge de las redes sociales y los smartphones, la cosa ha cambiado. A fin de cuentas, si vas conduciendo un magnífico Audi R8, por poner un ejemplo, es difícil que no te graben o fotografíen por la calle, mientras te preguntan en los semáforos si eres futbolista o algo parecido.

 

Audi S4 2017: ¿qué le hace diferente?

Cinta métrica en mano, esta berlina declara 4,75 metros de largo, 1,84 de ancho y 1,40 de alto. Datos que se envuelven en una elegante carrocería, pintada en el color opcional Rojo Misano efecto perla. 

Ahora bien... ¿qué es lo que aporta el toque deportivo? Elementos distintivos como las llantas de aleación de 19 pulgadas (las de esta unidad en concreto, tienen un sobreprecio de 125 euros), el difusor trasero, el discreto alerón, las cuatro salidas del sistema de escape deportivo, los paragolpes exclusivos, las taloneras laterales, los logotipos V6 T en las aletas delanteras... 

Mención aparte merecen los grupos ópticos. De serie, cuenta con faros con tecnología de tipo LED e intermitentes ...